Para saber cuando debemos cerrar una apuesta, primero tenemos que ponernos en situación y saber en que consiste este término.

¿Qué significa cerrar una apuesta?

Cerrar una apuesta es aceptar cobrar la apuesta antes de tiempo por un importe menor o mayor a las ganancias esperadas. Es una interesante opción destinada a garantizar el beneficio en caso de que la apuesta esté en riesgo.

Ahí entra mucho en juego otro término utilizado por la mayoría de las casas de apuestas deportivas como es el Cash In y Cash Out. Nosotros siempre te vamos a recomendar que utilizas operadoras con Cash Out, pues te va a permitir cerrar la apuesta en cualquier momento, incluso antes de comenzar el evento, por si te has arrepentido de la apuesta realizada.

¿Cuando es aconsejable o se debe cerrar una apuesta?

Es una decisión complicada, date cuenta que las casas de apuestas están continuamente mejorando sus algoritmos para que en definitiva no salgamos ganando al cerrar la apuesta. Por ello debe ser una decisión que tengamos clara:

Un ejemplo: el equipo A está ganando al B y hemos apostado por el A. Con el paso del tiempo vemos que corre mucho peligro la apuesta, pues el equipo B tiene pinta de empatar el encuentro. Entonces puede ser una buena decisión cerrar la apuesta, pues ya tenemos una ganancias aseguradas.

Otro ejemplo: Hemos apostado por el equipo A que está empatando con el B. Vemos que el dominio del partido corresponde al B mientras se juega el encuentro y parece complicado que el A gane el partido. Podremos cerrar la apuesta, eso sí, ten claro que no nos darán lo que hemos apostado sino una cantidad menos, pero al menos no se pierde todo.

Por lo tanto, cerrar una apuesta no es una estrategia muy recomendable, aunque en algunos casos nos puede ayudar.

Recomendaciones

  • A veces las apuestas suelen más emocionales que racionales. No hay que tener miedo pero si respeto. Por ejemplo perdemos una apuesta en el descuento y pensamos tenía que haberla cerrado antes. Pues eso te puede pasar factura con tras apuestas donde cierras antes pensando que en los minutos finales te cambie el resultado. Ten en cuenta: que por 5 veces que hemos perdido en los últimos minutos, hemos ganado 100 apuestas sin cerrar y tener que pagar comisión a la bookie.
  • En definitiva usar el botón de cerrar apuesta con cabeza. Si las ganancias al cerrar son menores que lo que dejamos de ganar, no tiene mucho sentido cerrar la apuesta.
  • Y lo más importante de todo: Juega con responsabilidad y solo si eres mayor de 18 años.